A veces resulta difícil elegir unas gafas de sol adecuadas, ¡hay tanta variedad!.

En este artículo, te ofrecemos una serie de consejos para elegir gafas de sol y acertar plenamente. No pretende ser una lista exhaustiva, peros estos consejos te van a resultar útiles para orientarte en la elección de unas gafas que satisfagan tus necesidades y gustos.

Foto de Alex Iby en Unsplash

  • Piensa en el uso que les vas a dar. No es lo mismo unas gafas de sol para uso general, que una gafa para usos específicos como esquiar, pescar o conducir. Piensa en las condiciones en las que las va a utilizar: ¿quieres una gafa que puedas utilizar a lo largo de todo el año? ¿vives en una zona soleada o pasas mucho tiempo al sol? todo ello nos ayuda mucho a la hora de seleccionar los modelos.
  • Una vez claro el uso que les vayamos a dar, elegiremos una gafa con la categoría de filtro adecuada. Las lentes de categoría 0 son lentes casi incoloras y las lentes de cat. 4 son lentes muy oscuras. Es habitual que una gafa de sol tenga una categoría entre 2 y 3. Ten en cuenta que una categoría más alta significa una lente más oscura pero no necesariamente una protección mayor. Debes tener en cuenta que algunos filtros tienen ciertas restricciones. Por ejemplo: los filtros de cat.4 son demasiado oscuros para conducir y por tanto, no está permitido conducir con una gafa de esta categoría.
  • Si tienes previsto graduarlas, éste es el momento de tenerlo en cuenta. Debes tener en cuenta que no todas son graduables. Por su forma, tamaño, geometría, montaje, etc… hay algunas gafas cuyas lentes no se pueden sustituir por otras graduadas.
  • Considera seriamente la adquisición de unas lentes polarizadas. Este tipo de lente, debido a su construcción, proporciona mejor contraste y definición y una mayor comodidad ya que elimina la luz reflejada y evita el desumbramiento. Pide una demostración.

Gafa de sol clásica

Gafa de sol polarizada

  • Otro tipo de lente especialmente práctica es la lente fotocromática. Este tipo de lente se oscurece cuando se expone al sol y se aclara cuando está a la sombra. El color de la lente se ajusta automáticamente a la luz que detecta; así, tu gafa de sol siempre tendrá el color adecuado. Es la opción ideal si pretendes utilizarlas todo el año o si las vas a utilizar en zonas en las que las condiciones de luz puedan variar bruscamente, por ejemplo: la montaña. Existen gafas que son polarizadas y fotocromáticas, como las gafas de sol Serengeti: una opción excelente, aunque no apta para todos los bolsillos.
  • Es el momento de elegir el color de las lentes de sol. Primero, la teoría:
    1. El color Marrón es adecuado porque mejora el contraste y reduce el cansancio y el deslumbramiento; es una buena elección para los miopes.
    2. El Verde produce poca alteración de los colores y es especialmente adecuado para la práctica de deportes náuticos; es una buena opción para los hipermétropes.
    3. El Gris es el color más neutro, el que menos altera la percepción de los colores naturales, por ello es un color indicado para la conducción.

En la práctica, la elección del color de la lente es muy subjetivo y no hay nada como probarlas en las condiciones más cercanas a las que luego las vayamos a utilizar para poder valorar si nos preferimos un color u otro: elígelas un día soleado y pide salir a la calle con ellas para poder valorarlas.

  • Otras características de las gafas que pueden ser interesantes: las lentes que tienen un tratamiento antirreflejante interno evitan que el sol se refleje en la superficie interna de la lente, las monturas de materiales elásticos, como el nylon b88 de  las gafas de sol Bollé, permiten que la gafa sea segura y cómoda en todas las circunstancias.
  • Tamaño, forma y ajuste adecuado: Es hora de decidir fijarnos en la forma y tamaño de la gafa: las gafas más amplias y más curvadas ofrecen una mayor protección contra la luz que nos llega reflejada y por los costados. Es el momento de observar si se ajustan bien en la zona nasal, ya que es aquí donde descansa el peso de la gafa mientras la llevamos puesta También hay que fijarse en el grado de cobertura, si nuestras pestañas rozan las lentes o si la gafa apoya en nuestra mejilla (no debería), y en todos los pequeños detalles que redundan en nuestra comodidad
  • De nada serviría que eligiéramos las mejores y más bonitas si no nos encontramos cómodos con ellas puestas. Buscamos la gafa con la que nos encontremos más a gusto, que, a estas alturas será nuestra gafa de sol perfecta!
  • Sólo en ópticas: las gafas de sol son un elemento de protección básico para tus ojos. Los ópticos optometristas somos los profesionales sanitarios que conocemos los materiales, filtros, colores, usos y demás características de las gafas de sol. No te la juegues, busca el consejo de un profesional, tus ojos no merecen menos.

No nos olvidemos de que todos niños y algunas personas adultas (debido a su mayor sensibilidad, medicación, etc) necesitan una protección mayor que los adultos. También es necesario recordar que la protección solar de los ojos va más allá de la elección de una buena gafa. En muchos casos suelen ser necesarios gorros, cordones o cintas…

Recordad que las gafas de sol no son todas iguales. Merece la pena tomarse la molestia de comparar varias opciones y buscar la más adecuada a cada persona.

Nuestras marcas de gafas de sol

Ven a visitarnos

Nos encontrarás en el paseo Duque de mandas, 51 en Donostia-San Sebastián, frente al edificio Tabakalera en Egia.

Optica Linazasoro

Esta entrada también está disponible en: Euskara

Pin It en Pinterest

Compartir
Compártelo!
Blog 10 consejos para elegir gafas de sol